¿Es mi culpa que mi hijo sea obeso?

¡Mis amores!
La obesidad infantil es una pandemia en los países más desarrollados y desafortunadamente México no es la excepción, ya que ocupamos uno de los primeros puestos.

Las implicaciones de este padecimiento en nuestros pequeños no son sólo estéticas, ni psicológicas. Si nuestros hijos son obesos a una temprana edad, corren el riesgo de llegar con esa condición a la adultez.

Con esto quiero decirles que también aumenta de manera considerable el riesgo de que desarrollen enfermedades cardiovasculares o diabetes, y con esto disminuir su esperanza de vida.

obesidad1.jpg

Pero, ¿es nuestra culpa que nuestros hijos sean obesos?

Definitivamente sí, mis amores. Si bien la obesidad puede ser una enfermedad congénita, también hay muchos factores que intervienen en ella y de los que nosotros tenemos el control.

Muchas veces este problema viene desde nuestro embarazo. Nosotras como madres gestantes tenemos la responsabilidad de cuidar nuestra alimentación, pues el dicho de que una mujer embarazada “come por dos” es la verdad.

Es normal que de repente se nos antoje un bote de helado o unas papas fritas bastante grasosas, pero también debemos procurar elegir las versiones saludables de esos alimentos.

También es un hecho de que nosotras controlamos la alimentación de nuestros pequeños en casa. Cada vez es más frecuente ver que los niños comen menos frutas y verduras, además de que tienen una afinidad mayor hacia los jugos artificiales y refrescos que hacia el agua natural.

obesidad2.jpeg

¿Son de las mamás que tienen galletitas y frituras en la alacena, mis amores? ¿Acostumbran ordenar comida o simplemente comprarla fuera de casa?

Quizás deberían comenzar a cambiar ciertos hábitos que están comprometiendo no sólo su salud, sino también la de sus pequeños.

Lo mismo quiero decirles sobre la actividad de sus hijos, ya que al dejarles estar frente al televisor todo el día, contribuimos a que su cuerpo se vuelva más perezoso y la pérdida de peso sea difícil de lograr.

obesidad3

¿Ustedes piensan seguir contribuyendo indirectamente a que sus pequeños sean niños obesos o comenzarán a cambiar sus hábitos de manera positiva, mis amores?

@EsElMundoDeYola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s