Mamá… ¡ya deja el celular!

¡Mis amores!

​La adicción al celular es una de las enfermedades actuales más dañinas para las personas (nomofobia), en especial para las madres, quienes se ven inmersas en la tecnología, dejando a un lado la atención de sus hijos. Se dice que es una adicción, porque el uso del celular en las personas adictas causa dependencia, como también, causan síndrome de abstinencia y la típica ansiedad de los adictos, cuando no están en contacto con su objeto adictivo.

De allí, que este tipo de adicción deba tratarse con la ayuda psicológica y psiquiátrica adecuada, con el propósito de que pueda sanarse, sin generar un efecto traumático para la persona que lo padece y para sus familiares, quienes se ven muy afectados, en especial las relaciones de pareja y las relaciones con los hijos, quienes son las primeras víctimas de esta terrible adicción.

Las madres adictas al celular, no saben el daño que le hacen a sus hijos, por ello, aquí te indicamos, todos los daños que causas, cuando dependes de un aparato electrónico para sentirte satisfecha y complacida.

tecnologia-001

Falta de atención

La falta de atención con los hijos, por estar observando y revisando con gran frecuencia el teléfono celular, es el primer efecto dañino de esta adicción, pues, para las madres adictas al celular, es mucho más importante revisar un mensaje, video, o estar conectada a una red social, que atender los requerimientos de los hijos.

Por lo tanto, estos niños están creciendo bajo un déficit de atención, que traerá consecuencias a corto y a largo plazo, tanto en la conducta de los niños, como en sus acciones futuras cuando sean adultos, incluso generando traumas y frustraciones, por falta de atención del ser que le dio la vida.

Madre irritable, hijo maltratado

Las mujeres adictas al celular son madres irritables, ya que cualquier otra necesidad que satisfacer, distinta a atender el teléfono móvil, genera en estas personas molestia e incomodidad, por lo tanto, atender a los hijos se convierte en una tarea pesada, que genera irritabilidad, mal carácter y descontento con el mundo exterior, lo que deriva en el maltrato a los niños, por parte de las madres adictas al celular, no atendiendo las necesidades y respondiendo de forma grosera a sus hijos, a gritos y con conductas violentas.

Mal comportamiento de los niños

La falta de atención trae como consecuencia niños con mala conducta, en donde las travesuras comunes van un poco más allá, en aras de llamar la atención de su madre, por lo que buscan incluso, efectuar actos riesgosos, conductas de rebeldía, escapadas de casa y hasta, en el peor de los casos, intentos de suicidio.

shutterstock_393706321

Disminución de la autoestima

Los niños que no reciben el amor y atención adecuada, tienen un autoestima mucho menor que quienes si la reciben, trayendo la falta de autoestima problemas de conducta y un concepto erróneo de su propio ser, como también, la falta de autoestima, es causa de problemas de sociabilidad, siendo los niños que padecen este problema, más vulnerables al maltrato social. A su vez, son niños inseguros, que no tienen confianza en sí mismos, ni en sus propias capacidades.

Falta de comunicación

Si la madre es adicta al celular, sólo se comunicará con el mundo que está dentro del teléfono móvil y no con sus hijos que están fuera de él. Las personas adictas al celular pueden pasar horas en silencio, sin atender preguntas que hacen sus hijos, o sin escuchar sus inquietudes y necesidades, las cuales se ve desentendidas, pese a los intentos de llamado y regreso a la realidad, que realizan los hijos.

Carencia de contacto visual y físico

En un hogar es sumamente importante que haya contacto visual y físico, pues lo seres humanos son sociables por naturaleza, así que una tierna mirada de la madre, un abrazo en el momento justo, y la dedicación del tiempo necesario para juegos y mimos, con los pequeños de la casa, son gestos sumamente esenciales para que los niños crezcan y se desarrollen con amor, cariño y respeto.

Mirar a los ojos a tu hijo, mientras te cuenta como le fue en la escuela, escucha sus historias y necesidades, esto es sumamente importante para que ellos sientan que realmente te preocupas por ellos, y que para ti es interesante conocer como es su día a día. Además, mirar a los ojos y hacer ese contacto visual, es un gesto de respeto y de amor que no puedes pasar por alto, sólo por estar atendiendo el teléfono.

WYXU5QKJWZFHBJZ3ZXCRQS43YY

Accidentes no previstos

Cuando solo estas mirando el teléfono, tu hijo puede sufrir un accidente, en especial los niños pequeños o bebés, que requieren de mucho cuidado, son innumerables las visitas al hospital de bebés, que se caen de su cuna o de un mueble, porque su madre, que lo estaba cuidando, perdió su mirada en el teléfono y lo dejó sin atención.

Las madres adictas al celular dan mal ejemplo

La mejor forma de enseñarles a tus hijos es a través del ejemplo, si te muestras como una madre descuidada, en donde el teléfono es prioridad sobre cualquier otra cosa, tus hijos lo aprenderán, y luego cuando requieras la atención de ellos, seguramente también estarán haciendo lo que aprendieron de ti: concentrados en el teléfono, perdiéndose de todo lo maravilloso que ocurre en el mundo exterior.

Una madre adicta al celular es totalmente curable, solo basta tener fuerza de voluntad y anteponer todo el amor que les tienes a tus hijos, quienes necesitan de una madre amorosa, comprensiva y siempre presente. Todo lo mencionado, podría aplicarse también al papá.

@EsElMundoDeYola

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s