Estas son las frases, que jamás debe decir una madre

¡Hermosas!

Ser mamá no sólo se resume al cuidado y crianza de los hijos. También tiene relación con cómo nos vamos a expresar, desde el momento en que nuestros hijos nacen, porque recuerden que nos convertimos en su ejemplo a seguir, y además él o ella, aprenderá todo de mamá y papá. ¡Hasta la peor palabra que puedan pronunciar!

Aunque digamos estas frases con la mejor intención, podemos estar confundiendo a nuestros niños, e incluso afectando su desarrollo y hasta su autoestima.

Estas son frases que no debe decir una mamá:

No hables con extraños: Aunque lo hagan con la intención de cuidar a sus hijos, y que ellos aprendan que no debe acercarse a personas que no conocen, podríamos estarles mostrando mucha inseguridad. No es lo mismo que le digamos que debe informarte con quién habla, pero que no tiene nada de malo hablar con personas que no conoce. Recuerden que lo importante es transmitir el mensaje correcto, y dejar claras ciertas medidas de seguridad.

No pasa nada, estás bien: Si está llorando porque la rodilla le sangra, su trabajo es ayudarlo a sobrellevar sus emociones y enfrentarse a ellas, más no ignorarlas. Además de atender la herida, denle un beso a sus hijos y muestren que entienden lo que siente con algo como: “la caída estuvo muy fea, pero con la venda te sentirás mejor”.

Todo lo haces bien: Felicitarlo en exceso, por cualquier cosa, puede provocar que sus acciones dependan más de su aprobación que de su propia confianza o motivación. En lugar de decirle que es un genio para todo, sean específicas, recuerda que es muy importante comunicarse de forma correcta. Podrían decirle: “Qué increíble dibujo” o “Esa fue una linda forma de ayudar a tu amigo”. 

No te vayas a caer, ten mucho cuidado: Con esta frase no están previniendo nada, decirle eso a sus hijos, mientras se balancean en un columpio o corren, los hace más propensos a caerse. Su advertencia hace que pierdan la concentración y duden de sí mismos. Enséñenles cómo hacer las cosas de forma segura, y recuérdenles siempre que los accidentes le ocurren a cualquier persona. Nunca dejen de motivarlos.

Estoy gorda: Toda mamá debe recordar que su nivel de autoestima lo notará su hijo e influirá en su crecimiento. Si lo que más oye de nosotras es que “parecen un cochinito”, sus niños de inmediato comenzarán a formarse la idea de cómo debe ser un cuerpo “perfecto”. De preferencia mejor procuren decir “Necesito comer bien y hacer ejercicio para estar más sana” o “saldré a correr porque el día es fabuloso”.

Recuerden, mis amores, que nosotras somos las responsables de formar a esas pequeñas personitas. ¡Seamos mejores cada día!

@EsElMundoDeYola

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s