Vas a extrañar a tus hijos

Ser padres no es fácil y en ocasiones parece que además de agotador, todo el esfuerzo que se emplea en criar y sacar a los hijos hacia adelante, nadie lo agradecerá, porque los niños olvidarán muchas de las cosas que les ocurrieron cuando fueron niños. Los niños al crecer, olvidarán que te levantabas todas las noches a consolarlo, también olvidarán que le cuidabas, que sacrificabas tu tiempo por ellos, que tu cuerpo nunca volvió a ser el mismo por darle la vida, que tus prioridades cambiaron desde que nacieron ellos.

Pero a pesar de todo eso, cuando crezcan, tú también extrañaras cosas que hacías con ellos, por ejemplo:

  • Las lecturas nocturnas antes de dormir, o esas tardes de lluvia en las que se reunían para leer un cuento, es sin duda algo que ya no volverás a hacer cuando tu hijo crezca. Pero quizá seas abuela y puedas repetirlo con tus nietos
  • Cuando los niños son pequeños, los apapachos son constantes, ellos los necesitan y nosotros estamos encantados de proporcionárselos. No tiene vergüenza ni reparos en que así sea. Luego, a medida que crecen también hay abrazos, pero por lo general ya no son tan frecuentes.
  • Tradiciones familiares, ya sea algo tan simple como comer pizza cada domingo, o armar el árbol de Navidad cada mes de diciembre, son cosas que quedan para el recuerdo. Por ambas partes, nunca se olvidarán esas fechas o momentos repetitivos y claves que sé, hemos vivido durante la infancia de nuestros niños.

  • Las típicas salidas en las que parece que te mudas, llena de cosas, desde comida hasta mudas de ropa, todos los reparativos previos para que nada falte y nos tome desprevenidos. Un sinfín de sensaciones y expectativas que ya no tendrán lugar, al menos no de ese modo.
  • Las fiestas de cumpleaños, toda la planificación que se requiere para hacerlas, desde escoger el sitio, hacer la lista de invitados, hasta coordinar los juegos para los niños, y el menú infantil, entre otras cosas. Tantas actividades que ya no habrá que hacer.
  • Cuando tus hijos crezcan extrañarás el verlos corretear en el parque, subiéndose a los columpios, al tobogán y disfrutando cada vez, como si fuera la primera.
  • Los actos del colegio, si bien en algunos momentos fueron una actividad a contra reloj en medio de tanto trabajo y de una agenda muy ocupada, en donde nuestros pequeños eran actores e interpretaban un papel, para el cual había que preparar disfraces y maquillarlos, entre otras cosa. El disfrute de tal puesta en escena, superaba cualquier ajetreo que hubiera implicado.

Antes de que los veas marcharse de casa para volar por sí mismos, mejor aprovecha cada instante, vívelo intensamente para que, al menos, dentro de las posibilidades, no quede nada pendiente.

¡Nos leemos la próxima mis amores!

@EsElMundoDeYola

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s