Mamá no es perfecta

¡Mis amores!

Cuando nos aventuramos en el mundo de ser madres, queremos crear un mundo color rosa, creemos en aquellas novelas, libros y revistas, de tener todo a tiempo para nuestra familia, sobre todo a quedar bien ante todos, pero esto en un mundo real, solo es un sueño. No somos todo el tiempo madres, esclavas y lavanderas. Día a día pensamos que queremos tener a los mejores hijos, no te presiones por que nuestros hijos no tomen un buen camino, no hay un libro que nos hable sobre qué lecciones les debemos dar, y es que muchas veces podemos sentirnos presionadas, por que vemos o comparamos nuestra situación con los demás. Se vale equivocarse. Como mamás debemos saber darnos nuestro tiempo y tener en cuenta que no todo el tiempo podemos ser las mujeres modelos; a este mundo venimos a aprender de nuestros errores y mejorar, para no volver a tropezarnos con la misma piedra, una y otra vez, podemos incluso hasta dar un regaño o acusar a nuestros hijos, sin saber qué fue lo que realmente paso, y hasta culparlos de manera injusta. Esto no implica que todo el tiempo podemos también culparlos de nuestros actos y malos días. Nuestros hijos también deben saber que, así como ellos no tienen buenos días en la escuela, nosotras tampoco, ya sea en lo laboral o lo personal.

Date un tiempo para ti, no te presiones, y perdónate, si es que hay alguna acción que tú veas que no está bien, es permitido llorar y buscar un tiempo para ti, con esto no nos referimos a que descuides a tus hijos, pero tampoco es estar todo el tiempo como una mamá sobreprotectora todo el tiempo, busca que tus hijos sean independientes y busquen su camino, tus enseñanzas como madre les darán las armas suficientes para saber qué es lo bueno y lo malo. Así como eres madre, también eres mujer, antes que todo; busca una actividad, sal con tus amigas, ve una buena película, o lee algún buen libro. Así como hay horarios para hacer actividades con nuestros hijos y atender sus necesidades, también busca los tuyos, para poder hacer lo que tú requieres.

No compares tu papel de madre con el de las demás, todas tenemos nuestras maneras de educar y ver a nuestros hijos, esto no te hace más o menos mujer, es el error que todas cometemos, mis amores, vernos en un ideal de cómo sería si yo fuera como ella, sé tu misma, tu papel debe de ser reconocido por lo que eres y lo que vales. No caigas en las presiones del que dirán si te ven llorar, o haciendo algo mal.

¡Recuerda que no hay madre perfecta!

@EsElMundoDeYola

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s