¿Mamá tiene que dejar de fumar?

¡Mis amores!

Los hábitos que tenemos pueden ser positivos como también algunos pueden ser negativos, incluso nocivos, como lo es fumar.

El poder relajarnos con un cigarro después de un día duro de trabajo, o simplemente haber lidiado con los niños y las tareas de la casa es a veces uno de esos “pequeños placeres de la vida” pero así como parece que no pasa nada, la realidad es que pasa más de lo que creemos.

El tabaco es una de las sustancias más dañinas que podemos ingerir, misma que con el paso del tiempo va deteriorando a nuestro sistema respiratorio, y esto ya no es reversible. Esto es hablando brevemente sobre lo que ocasiona en nuestro organismo pero, ¿y si somos mamás?

¿Debería dejar de fumar por mis hijos?

Creo que todas nos hemos hecho esta pregunta alguna vez en la vida, y la respuesta inmediata que viene a nuestra cabeza es un “sí”, incluso si no queremos aceptarlo, mis amores.

No es lo mismo fumarnos un cigarro a 10 en una misma sentada pero es importante recalcar que si lo hacemos frente a nuestros niños, ellos pueden fácilmente copiar este hábito.

Una de las justificaciones que nos damos es que normalmente salimos a fumar al patio o jardín, sin embargo está comprobado que aunque nuestros pequeños estén en la zona en la que fumamos después de un tiempo, aún pueden inhalar algunas partículas que queden en el ambiente, y que pueden dañarlos.

En diversas ocasiones les he reiterado que nosotras somos la guía y ejemplo de nuestros pequeños, y que es probable que todo lo que hagamos lo imiten o adopten dentro de su propia personalidad. ¿Han visto a adolescentes fumar desde una edad temprana? Es muy probable que este hábito se haya forjado en casa.

Ahora piensen, ¿les gustaría que sus hijos comenzaran a hacerlo? Cuando una persona se inicia en el consumo de cigarrillos desde joven, también puede generar implicaciones en su desarrollo, tanto físico como cognitivo. Además de que diversos tipos de cáncer se encuentran dentro de las primeras causas de muerte a nivel mundial.

Creo, mis amores, que es conveniente que nos detengamos a pensar que el hecho de ser mamás fumadoras no solo nos afecta a nosotras, sino a nuestros hijos y su formación en incluso su salud. Entonces, cada vez que se cuestionen si deberían dejar de fumar, piensen en la manera en la que esta decisión puede afectar o beneficiar a las personitas que más aman.

@EsElMundoDeYola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s