Soy mamá y tengo depresión

¡Mis amores!

Ser mamá es una de las cosas más hermosas que nos pueden pasar a las mujeres que hemos decidido serlo, sin embargo, no todo siempre es felicidad y plenitud, aunque nos esforcemos por ello. Las emociones humanas son muy frágiles y debemos cuidarlas mucho, pues hay casos en los que aunque una mujer está cumpliendo su papel como madre, siendo algo que deseaba, no es feliz.

Hablemos de la depresión en mamás, mis amores

Los casos en los que las mamitas no se sienten felices siendo mamás son algo más frecuente de lo que podemos imaginar, mis amores. Y por desgracia, muchas veces no se trata de una tristeza momentánea.

Tenemos que normalizar el hecho de hablar de salud mental por lo mismo que les mencioné arriba, ya que las emociones suelen ser cambiantes y aunque nadie sabe manejarlas al cien, podemos aprender a entender lo que sentimos.

Muchos de los casos de depresión tienen que ver con el hecho de descuidarnos a nosotras mismas como mujeres, al cuidar de nuestros niños nos es imposible arreglarnos, dedicarnos tiempo para estar solo nosotras, consentirnos, mimarnos o simplemente descansar. Nuestra vida pasa a pertenecerle a nuestros pequeños y estamos acostumbradas a estar en una rutina monótona y nada cautivadora para nosotras.

Es normal que el sentimiento de abandono proveniente de nosotras mismas nos agobie y que eso comience a generar inseguridades y poca conformidad con nosotras. Pasamos de sentirnos como personas, a como cosas.

Otra causa de esta depresión puede ser la nostalgia ante los sueños y metas que dejamos sin cumplir por la maternidad, incluso si esta fue planeada por nosotras. Sentir que dejamos cosas pendientes que tienen que ver con nuestro desarrollo como personas, es algo que puede herirnos a tal grado de sentir que somos unas “perdedoras” y castigarnos duramente.

Y por último, la depresión en mamás nuevas también se puede originar desde el miedo que nos da el lastimar a nuestros pequeños, esto es muchas veces el origen de la depresión postparto.

Cualquiera que sea el origen de este padecimiento psicológico, mis amores, quiero hacer hincapié en una cosa: la solución está en la terapia. Muchas veces tenemos la idea de que la ayuda profesional es cosa de “locas” o que nosotras podemos salir de esa tristeza pero lo cierto es que esto no es así.

Tenemos que estar seguras de que queremos estar bien, aceptar que esto es una carga difícil de llevar en solitario y que la ayuda de un especialista no está de más, al tratar esto podemos tener la certeza de que al superarlo podremos tener una vida plena, a lado de nuestros hijos, mis amores.

@EsElMundoDeYola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s