¡Odio ser mamá!

el

¡Mis amores!

Seguro se alarmaron con el título de este artículo y es que no me dejarán mentir, pareciera imperdonable decir que odias ser mamá, es como si cuando nos enteráramos de que estamos embarazadas se nos tuviera que activar un chip de amor y tolerancia a todos los cambios que se vienen.

Y es que no quiero sonar atrabancada, pero como mujeres vivimos más cambios que un hombre. De lo que quiero hablar es de ese arrepentimiento que algunas mujeres hemos experimentado en alguna etapa de nuestra vida, pero OJO esto no quiere decir que no amemos a nuestros hijos.

Pondré de ejemplo mi historia, cuando tuve a mi primer hijo era muy joven, tenía 22 años y ya comenzaba a ser independiente en mis gastos, pero no sabía lo que se avecinaba con una responsabilidad tan grande. Decidí junto con mi esposo tener a nuestro bebé y avanzar en esta aventura, sin embargo, durante los primeros meses no sabes si dormir o no por miedo a que le pasé algo a tu chiquitín, pero piensas que no rendirás al día siguiente para cuidarlo.
¿Por qué tuve que ser mamá?, ¿por qué no decidí ser solo la tía amorosa que llega con regalos? Jajaja..

Y es que pareciera mentira, pero sí había pensamientos nocturnos donde decía, ¿qué estoy haciendo? Sin embargo, comencé a ver que era normal, el cambio de ideales, metas y hábitos venían en el paquete de crecer y tener una familia, incluso platicando con amigas algunas habían pasado por situaciones similares.

Por ello hoy les quiero decir, ¡SE VALE! Si te sientes cansada o abrumada puedes decir, ¡carajo!, ¿por qué lo decidí?

En un artículo que publicó Reporte Índigo, Karla Tenorio, una actriz y escritora decidió crear un movimiento, ya que ella se siente arrepentida de ser madre y por medio de esto busca liberar la voz de otras mujeres que no son felices y sienten culpa.

Madre arrepentida es como decidió llamar al proyecto que le daría a voz a decenas de mujeres que atraviesan por la misma situación. Incluso el texto menciona que ella había decidido tener a su hija por decisión de su pareja. Y qué complicado debe ser eso, cuando terminas tomando una decisión por la opinión de otro que al final repercutirá toda la vida en ti.

Por eso, mis amores, no decaigan, es normal sentirse abrumadas de vez en cuando, incluso me atrevería a decir que son etapas, pero de todo se aprende y quizá esto sea para que aprendamos más sobre nuestras capacidades y seamos más fuertes.

Por cierto, no olviden que este sentir no tiene absolutamente nada con amar a tus hijos.

@layolandayque

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s