Soy mamá y renuncié al trabajo por la pandemia

el

¡Mis amores!

Estos días, ya con un poco más de un año que nos encontramos en confinamiento, he pensado en los grandes sacrificios y retos que se han presentado, pero ¡qué complicado combinarlo con ser mamá! El Chicago Tribune publicó que más de 2 millones de mujeres en Estados Unidos renunciaron a su trabajo para dedicarse 100% a sus hijos. ¡Impresionante! ¿No?

En pleno siglo XXI nos enfrentamos a una serie de roles, que pueden ser estipulados con tu pareja o asumidos sólo porque la sociedad así lo ha marcado, y esto es un claro ejemplo.

¿Por qué hay más mujeres que renunciaron a sus empleos durante la pandemia? ¡Claro! Porque somos mamás y nos preocupa el bienestar de nuestros peques.

Sin embargo, esa no es justificación para que los padres no hagan sacrificios. No descarto que haya parejas que lo acuerden previamente, incluso otras privilegiadas donde estén de Home office lo que les permite a ambos encargarse de la situación, pero ¿Qué pasa con los que sus empleos requieren salir? Sin duda este tema es algo a tratar en familia.

A raíz de la pandemia las madres se han convertido en maestras, chefs, animadoras, psicólogas, etc. No es que no lo hiciéramos antes, sino que con facilidad estábamos rodeadas de ruido y rutina donde cada quien tenía actividades.

La situación económica ha sido un punto importante dentro de este confinamiento, la incertidumbre de millones de trabajadores al no saber si su trabajo les duraría y peor aún siendo madre, con la preocupación de tener que dejar a los chiquitines solos en casa o tener que renunciar por dedicarles tiempo a expensas de un sólo sueldo en el caso de tener una pareja.

¿Qué complicado no? Espero con todo el corazón que esto pase pronto, que, así como en Estados Unidos han surgido fundaciones para apoyar esta situación, se haga alrededor del mundo, que se escuche de verdad a las mujeres y en concreto a las mamás, que no por serlo dejamos de sentir y que incluso pareciera que cuando decidimos convertirnos en ello, nuestro derecho social tiene que cambiar.

Si no tienes empleo en este momento, no decaigas, existe el emprendimiento o llegará una oportunidad laboral.

¡Ánimo, mis amores! 

@layolandayque

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s