Mi hijo tiene Facebook

¡Mis amores!

Es muy sabido que Facebook es una herramienta útil para conectarse en tiempo real con familiares, viejos compañeros del colegio y amigos. Sin embargo, lo que nadie sabe, o hace que no sabe, es que este mundo inicialmente fue creado pensando en los jóvenes y adultos, pero actualmente hay muchos niños, incluso menores de 15 años utilizando esta red social e infringiendo la edad mínima que se requiere para crear una cuenta.

IMG1

Y se preguntarán cómo es posible esto; bueno, como no existe una forma para verificar la identidad en Facebook, no son pocos los niños que crean perfiles para entrar en esta red o piden a alguien mayor que se las abra, incluso sin permiso de los padres.

De hecho, un informe de Consumer Reports asegura que 7.5 millones de niños menores de 13 años utilizan Facebook, pero sólo la mitad de los padres están al tanto de ello. Lo peor es que los pequeños no son conscientes de los riesgos a los que se exponen, ya que al tener acceso a Facebook pueden ver todo lo que se publica, lo mismo fotos inapropiadas, comentarios obscenos o anuncios peligrosos y no aptos para su edad.

Es por eso que los niños, e incluso los jóvenes, necesitan la supervisión de sus padres o de algún adulto responsable para disfrutar no sólo de Facebook, sino también de la televisión, los vídeos y el Internet en general.

IMG2

Si ya están al tanto de que sus hijos tienen una cuenta, deben considerar que Facebook está diseñado para conectar a las personas. Por lo general, contactamos con personas que ya conocemos, aunque existe la posibilidad de que desconocidos soliciten nuestra amistad. Se trata de algo extremadamente peligroso, sobre todo para los niños, que no tienen la experiencia suficiente como para percatarse de las segundas intenciones.

Otro de los grandes riesgos de Facebook y de cualquier página de Internet es sucumbir ante publicidad y terminar adquiriendo productos que no se necesitan, o pagando un precio excesivo. De hecho, mis amores, a través de esta red social se promocionan muchos juegos, la mayoría de los cuales activan mecanismos de pago.

De hecho hay bastantes casos de niños que han gastado cientos e incluso miles de dólares en este tipo de juegos, a espaldas de sus padres.

Imagen destacada

Otro motivo para estar al tanto de la actividad de nuestros pequeños dentro del mundo virtual es el bullying o acoso infantil, que ya no se limita al ámbito escolar, sino que se extiende a las redes sociales; Facebook es un escenario perfecto.

De hecho, cada vez son más los casos de niños acosados virtualmente por amigos o compañeros de colegio que utilizan fotos o comentarios en esta red social para ridiculizar a sus “amigos”.

Mis amores, el punto de esta nota no es que lleguen a prohibirles y a obligarlos a borrar sus cuentas, sino simplemente que ustedes estén al tanto de lo que puede ocurrir si no hay una atención adecuada.

Hay que hacerles saber los riesgos que corren, así como lo que es apropiado e inapropiado publicar y revisar en las redes sociales. Pídanles que sólo acepten amigos de la vida real y que eviten a las personas que no conocen.

  • Sobre todo explíquenles que no deben publicar datos personales sensibles, como su dirección y número de teléfono.

@EsElMundoDeYola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s